sábado, 4 de junio de 2016

EN LAS SEMILLAS


                       
Cuando ya no esté,
¿Quién dirá por mí
              Lo que no dice el silencio?

Cuando ya no esté,
                           Ya no habrá nada:
Sólo árboles, sólo planetas;
                      Sólo pájaros, sólo viento infinito.

No habrá otra palabra,
                         Sólo esta que repito
Para conocerme y encontrarme en mis calles:
                Para ser un instante, un eslabón del cosmos.

Todo terminará en mi último paso:
        Se borrarán las ciudades, las islas y los ríos.
El cielo cerrará sus ventanas,
                        Y volverá al sueño que siempre ha sido.
Las ilusiones tomarán cuerpo en el vacío.


Cuando ya no esté,
                               Seré siempre y jamás:
Quedará sólo mi memoria
                                    Repartida en las semillas.
En primavera abriré mis ojos en los brotes:
       Se alzarán en las verdes hojas del maíz.


AMANTE ELEDÍN