martes, 29 de noviembre de 2011

LARGO RECORRIDO

El Estrella Algeciras-Madrid.
Aquella iguana cansada,
renqueante pero tenaz
engullía cada noche
a cuantos se le acercaban.
En sus entrañas se mezclaban,
pero también se repelían
sabores y colores variopintos.
Era una fauna trashumante,
que buscaba el mismo norte
aunque variara el magnetismo.
Cada cual se dirige hacia su sueño, hacia su riesgo.
Cada cual llegará a su destino:
algunos reencontrarán el familiar calor,
la reconfortante guarida;
otros querrán que los crepúsculos se precipiten,
que la iguana se despierte y los devuelva.
Y los demás…
Los demás esperan, sufren y perderán el alma,
y tarde o temprano volverán.

Aziz Tazi

domingo, 27 de noviembre de 2011

OLIVO, ÁRBOL DE VIDA Y UTOPÍA

La paz es un olivo centenario
sembrado en las manos
de un niño.

El olivo es una paloma blanca
que vuela en la tierra
con sus raíces.

La paloma es el corazón de un hombre
que descubrió un pecho inmenso
llamado cielo, desde donde podía
bombear mejor la luz dorada de su sangre.

El hombre es un árbol de vida
que necesita del sol
para exprimir el jugo
de sus frutos.

El aceite es la sangre
de un dios antiguo
que permaneció entre nosotros
convertido en olivo
para recordarnos el gran tesoro
de su sacrificio.

La paz es una inmolación colectiva
que busca en la justicia humana
la forma de ser una hoja perenne
sujeta en un árbol caduco.

Custodio Tejada

viernes, 25 de noviembre de 2011

25 DE NOVIEMBRE

Humilladas, torturadas,
prisioneras, lapidadas,
silenciadas, asesinadas,
quemadas, degolladas,
violadas, discriminadas,
engañadas, amenazadas,
atemorizadas, apuñaladas.

Tatuadas por la violencia.
Olvidadas por la justicia
que deja libre al verdugo,
por la gente sorda a vuestros gritos
pidiendo ayuda.
Un verdugo que va de prepotente
y que nunca se suicida a tiempo.






25 DE NOVEMBRE

Humiliades, torturades,
presoneres, lapidades,
silenciades, assassinades,
cremades, degollades,
violades, discriminades,
enganyades, amenaçades,
atemorides, apunyalades.

Tatuades per la violència.
Oblidades per la justícia
que deixa lliure el botxí,
per la gent sorda als vostres crits
demanant ajuda.
Un botxí que va de prepotent
i que mai no se suïcida a temps.


Assumpció Forcada- España

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Preguntas de un obrero que lee

¿Quién construyó Tebas, la de las Siete Puertas?
En los libros figuran sólo los nombres de reyes.
¿Acaso arrastraron ellos bloques de piedra?
Y Babilonia, mil veces destruida, ¿quién la volvió a levantar otras tantas?
Quienes edificaron la dorada Lima, ¿en qué casas vivían?
¿Adónde fueron la noche en que se terminó la Gran Muralla, sus albañiles?
Llena está de arcos triunfales Roma la grande. Sus césares ¿sobre quienes triunfaron?
Bizancio tantas veces cantada, para sus habitantes ¿sólo tenía palacios?
Hasta la legendaria Atlántida, la noche en que el mar se la tragó,
los que se ahogaban pedían, bramando, ayuda a sus esclavos.
El joven Alejandro conquistó la India. ¿El sólo?
César venció a los galos. ¿No llevaba siquiera a un cocinero?
Felipe II lloró al saber su flota hundida. ¿Nadie lloró más que él?
Federico de Prusia ganó la guerra de los Treinta Años. ¿Quién ganó también?
Un triunfo en cada página. ¿Quién preparaba los festines?
Un gran hombre cada diez años. ¿Quién pagaba los gastos?
A tantas historias, tantas preguntas.

Bertolt Brecht

lunes, 21 de noviembre de 2011

UNA CASA

Levantar una casa que sea como
un árbol, como Dafne crecer entre
sus ramas, sentir las estaciones, las hojas
nuevas después de la invernada, las frutas primeras
del verano. Una casa que sea como un árbol,
que aguante la tormenta, que aclare
la pedrisca, que espante lejos el viento gélido
del tiempo.

Levantar una casa que sea como
un río, navegable y ligera, mudable,
pasajera, beber entre sus fuentes, detenerme
en los pozos, correr con los arroyos. Una casa que sea
como un río, que arrastre la derrota,
que arranque el dolor de las saqueras y lo lleve
por la corriente, aguas abajo.

Levantar una casa que sea como
un mundo, cruzar las geografías de pasillos,
montañas de escaleras, las ventanas abiertas,
los puentes, los caminos. Sentarme ante la puerta
a ver andar la vida, una amiga, un país,
una lengua, saludar un instante
cuando pasen.

Levantar una casa que ponga nuestro
nombre, las señas que un día equivocamos,
una palabra, un rostro, la memoria de aquello
que quisimos,
y así, levantar una casa, sólo
por si vuelves.

Berta Piñán

sábado, 19 de noviembre de 2011

NEMOTECNIA

Europa limita al norte con su inconsistencia
y sus delirios de grandeza

Europa limita al sur con el Mar de los Muertos
y su miedo a los desesperados

Europa limita al este con las franjas palestinas
y sus campos de refugiados

Europa limita al oeste con la santa prepotencia
de sus santos aliados

Jorge Arévalo Crespo

jueves, 17 de noviembre de 2011

LA GOTA DE AGUA

Una gota de agua
tiene sed en la boca
de un obrero.
Una gota de agua
sangra en la tierra
de los pehuenches.
Una gota de agua
rueda por el mundo,
huyendo del fuego
despiadado
del Banco Mundial.
La humanidad sucumbe
sedienta,
una gota de agua
es asesinada
diariamente
en el descriterio del poder.


Alejandro Lavquén

martes, 15 de noviembre de 2011

La guerra

Nunca iría a la guerra
para defender un territorio,
una bandera, una patria
o un Dios.

Ni para que viviese más tranquilo
el señor Obispo,
el señor Marqués,
o para que
la Sociedad Española de Contratas,
Sociedad Anónima,
no perdiese dinero.

Si algún día
debo coger un fusil,
será para defender
tu mirada y tu sonrisa.

Sólo entonces,
y no me hará
la más mínima gracia,
porque no fui educado
para matar.


Antonio José Quesada Sánchez

domingo, 13 de noviembre de 2011

ONE WORLD NOT THREE

One world is enough for all of us.
Sting



Amanece cada día en nuestro mundo,
sólo en un mundo, no en tres. Cada día,
tras leer el periódico,
me pregunto qué razones justifican
que unas vidas valgan más y otras valgan menos.
No entiendo que hagamos de la muerte violenta
un acto cotidiano, que una mano ensangrentada
-flor de vida contra el viento del odio-
merezca sólo la mención de un frío comentario.
Y en las carreteras del mar mil sueños
cruzan a diario el filo salvaje del agua,
dejando atrás las jornadas sedientas del desierto,
el desgarro del hambre, el oscuro silencio
de una muerte callada.
Sólo conozco un mundo, injusto sí, pero nuestro.
Un mundo, una tierra, bajo el mismo sol y las estrellas.
Y deseo que en él haya espacio para todos,
en una torre de Babel con las puertas abiertas,
con manos abiertas a la esperanza,
con manos que sellan solidaridad en el esfuerzo,
que comparten la misma manta para el sueño.


José Luis García Herrera

viernes, 11 de noviembre de 2011

Poesía De Lo Propio

Nací mujer
predestinada
al llanto
desde siempre
bebí palabras
sumergidas en sueños
en mis dos países
hubo muros que
aún quiero derribar
-botar piedras de siglos
no es fácil
para cuatro niñas
de cinco años -
en mis dos países
aprendí a amar
a las de mi piel
de mi voz
de mi cuerpo
de mis lenguas
nunca encontré
mi camino
lo sigo buscando
nací mujer
nací sola
crecí sola
sigo
sola


Maya Rossana Cú Choc

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Dime mujer dónde escondes tu misterio...

Dime mujer dónde escondes tu misterio
mujer agua pesada volumen transparente
más secreta cuanto más te desnudas
cuál es la fuerza de tu esplendor inerme
tu deslumbrante armadura de belleza
dime no puedo ya con tantas armas
mujer sentada acostada abandonada
enséñame el reposo el sueño y el olvido
enséñame la lentitud del tiempo
mujer tú que convives con tu ominosa carne
como junto a un animal bueno y tranquilo
mujer desnuda frente al hombre armado
quita de mi cabeza este casco de ira
cálmame cúrame tiéndeme sobre la fresca tierra
quítame este ropaje de fiebre que me asfixia
húndeme debilítame envenena mi perezosa sangre
mujer roca de la tribu desbandada
descíñeme estas mallas y cinturones de rigidez y miedo
con que me aterro y te aterro y nos separo
mujer oscura y húmeda pantano edénico
quiero tu ancha olorosa robusta sabiduría
quiero volver a la tierra y sus zumos nutricios
que corren por tu vientre y tus pechos y que riegan tu carne
quiero recuperar el peso y la rotundidad
quiero que me humedezcas me ablandes me afemines
para entender la feminidad la blandura húmeda del mundo
quiero apoyada la frente en tu regazo materno
traicionar al acerado ejército de los hombres
mujer cómplice única terrible hermana
dame la mano volvamos a inventar el mundo los dos solos
quiero no apartar nunca de ti los ojos
mujer estatua hecha de frutas paloma crecida
déjame siempre ver tu misteriosa presencia
tu mirada de ala y de seda y de lago negro
tu cuerpo tenebroso y radiante plasmado de una vez sin titubeos
tu cuerpo infinitamente más tuyo que para mí el mío
y que entregas de una vez sin titubeos sin guardar nada
tu cuerpo pleno y uno todo iluminado de generosidad
mujer mendiga pródiga puerto del loco Ulises
no me dejes olvidar nunca tu voz de ave memoriosa
tu palabra imantada que en tu interior pronuncias siempre desnuda
tu palabra certera de fulgurante ignorancia
la salvaje pureza de tu amor insensato
desvariado sin freno brutalizado enviciado
el gemido limpísimo de la ternura
la pensativa mirada de la prostitución
la clara verdad cruda
del amor que sorbe y devora y se alimenta
el invisible zarpazo de la adivinación
la aceptación la comprensión la sabiduría sin caminos
la esponjosa maternidad terreno de raíces
mujer casa del doloroso vagabundo
dame a morder la fruta de la vida
la firme fruta de luz de tu cuerpo habitado
déjame recostar mi frente aciaga
en tu grave regazo de paraíso boscoso
desnúdame apacíguame cúrame de esta culpa ácida
de no ser siempre armado sino sólo yo mismo.

Tomás Segovia

martes, 8 de noviembre de 2011

Arroyo

En la prisa de su ímpetu tiránico
No oye nada el arroyo
Desde el foso sin bordes de su propio fragor
Desde aquí arriba
Se ve el tropel de espaldas líquidas
Sin cesar arrojándose
Con la monótona constancia
De un perpetuo desorden

Esta vehemencia se abalanza
Hacia un túnel del tiempo
Que no debiera tener término

El arroyo perpetuamente empieza
Por siempre su después es otra vez ahora

¡Ah sí! resiste
No te dejes salvar por mis palabras
No cedas uno solo de tus ansiosos rasgos
A la imagen de ti
En la que te amaré luego

Te juro que estoy mirándote
Fuera de este poema
Donde corro contigo
Abrazado a un impulso y ciego a toda meta

Queriendo que mi vida igual que tú
No sepa nunca dónde acaba el tiempo.


Tomás Segovia

viernes, 4 de noviembre de 2011

El reto de la vida

No seremos después los mismos que antes
porque al comprometer las manos para construir el mundo
le dimos sentido al porvenir,
a ese futuro incierto que estamos construyendo
con cada pensamiento renovado
con cada acto de amor
y cada palabra que nos descubre el universo.
La historia dirá si pudimos pulir a tiempo la piedra
en su exacta dimensión y su textura
para edificar de otra manera nuestra casa
y dibujar linderos distintos al horizonte establecido
o dejamos que las horas se llevaran para siempre el sueño
incapaces de doblegar inercia, adversidad y circunstancia.
El tiempo dirá si hicimos historia o sólo repetimos.

Roberto Arizmendi

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Paréntesis

Acompáñenme a entrar en el paréntesis
que alguien abrió cuando parió mi madre
y permanece aún en los otroras
y en los ahoras y en los puede ser
lo llaman vida si no tiene herrumbre
yo manejo el deseo con mis riendas
mientras trato de construir un río
en sus nubes los pájaros se esconden
no es posible viajar bajo sus alas
lo mejor es abrir el corazón
y llenar el paréntesis con sueños
los pájaros escapan como amores
y como amores vuelven a encontrarnos
son sencillos como las soledades
y repetidos como los insomnios
busco mis cómplices en la frontera
que media entre tu piel y mi pellejo
me oriento hacia el amor sin heroísmo
sin esperanzas pero con memoria
por ahora el paréntesis prosigue
abierto y taciturno como un túnel.

Mario Benedetti